Seleccionar página

Como dueño de negocio, llega un punto de crecimiento del mismo, donde te preguntas si ha llegado el momento de delegar y a quién. Quizás aún no tienes un espacio físico para ubicar todo un equipo que realice los distintos procesos de tu negocio.

¡Hoy te tengo una excelente noticia!

Existe un rol que aunque es conocido por muchos emprendedores, otros no han escuchado hablar de él, y nos referimos a una Asistente Virtual. Una Asistente Virtual puede apoyarte de forma remota y con sus propios recursos físicos en muchas actividades de tu negocio, pero antes es importante reconocer que existen especialistas en distintas áreas, donde dependiendo de tu necesidad puedes contratar una o varias Asistentes Virtuales para proyectos o tareas específicas.

3 de los procesos que puedes delegar a una Asistente Virtual, para que comiences a beneficiarte del tiempo libre que te genera el contar con esta persona dentro de tu equipo, son:

1. Gestión de atención al cliente:

Seguramente el tiempo no te alcanza para leer todo lo que recibes a través de los distintos canales de comunicación con tus clientes: correos electrónicos, mensajería instantánea, entre otros, arriesgando quizás cerrar un buen negocio o no dar una respuesta oportuna al problema de tu cliente en determinado momento, esta tarea muy bien la puedes delegar con toda confianza en una Asistente Virtual, y verás cómo aumentarás tu productividad en esta era moderna digital.

2. Gestión administrativa:

Como dueño de negocio, la mayor cantidad de tiempo la debes dedicar a lo esencial de tu negocio, deja que toda la documentación que generan los procesos administrativos, las realice tu Asistente Virtual, algunas actividades en las cuales puede apoyarte son: generación de bases de datos para análisis estadísticos de tu negocio, contabilidad básica, conciliaciones de documentos versus estados de cuenta bancarios o plataformas de pago electrónicas, transcripción, edición, redacción y corrección de documentos, investigaciones,  traducciones, elaboración o envío electrónico de facturas a clientes, carga de facturas en sistemas administrativos o fiscales y organización de toda la documentación digital de tu negocio para tenerla accesible y organizada.

3. Gestión de redes sociales:

Una Asistente Virtual especializada en marketing digital puede apoyarte con la generación, revisión y publicación de contenido en las distintas redes sociales en las cuales estés presente, crear para ti los calendarios de publicaciones, gestionar tu plataforma de email marketing, programar  campañas, promocionar contenido y además crear boletines electrónicos.

Como verás, delegando algunos de los procesos de tu negocio que hoy te roban tiempo, en una o varias Asistentes Virtuales, comprobarás que podrás hacer actividades esenciales y estratégicas de tu negocio, permitiendo así su crecimiento.

Espero esta información te sea útil para conocer un poco más acerca de las Asistentes Virtuales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies