Seleccionar página

Podemos decir, en lenguaje sencillo, que delegar es asignar una actividad, tarea o proyecto a una persona, quien asume el compromiso para  completar la actividad, tarea o proyecto siguiendo unas pautas establecidas.

Tanto en mi experiencia en el mundo corporativo como ahora ejerciendo la asistencia virtual, me he encontrado algunas situaciones, en las cuales las personas desconfían en delegar a un tercero la ejecución de determinada tarea por el temor de no lograr el resultado que suponen obtendrían si ellos mismos realizan la actividad.

Para evitar ese temor,  hoy quiero compartirte 5 claves que les permitirán delegar con éxito:

1. Identificar las tareas que otro puede hacer por tí.

Es decir el ¿qué? cuando te escuches diciendo: mi negocio está creciendo y el tiempo no me alcanza, estoy estudiando marketing digital, finanzas  o diseño web para hacer lo que requiero en mi negocio porque no tengo el conocimiento o no puedo encargarme de todos los  procesos yo solo ¡auxilio!, es momento de delegar.

Definitivamente no todas las tareas son delegables, pero el tener claridad en aquellas que te restan tiempo porque no eres experto en el área  te hará ser más productivo como empresario, piensa además que existen otras personas que pueden realizar el trabajo con mayor rapidez y a un menor costo que tú mismo.

2. Definir el resultado que quieres lograr.

Yo lo llamo el ¿para qué? es importante que te preguntes para qué realizas esta tarea, así la explicación dada a la persona a quien delegarás también tendrá claro el objetivo y hasta te puede generar una mejor manera de hacer las cosas, siempre con el objetivo en mente.

3. Establecer los tiempos.

El ¿cuándo? es muy importante, pues te permitirá definir claramente cuándo requieres la tarea a la hora de delegar, y fijar estos acuerdos por escrito entre tú como dueño de negocio y la persona a la cual delegarás.

¿En qué te beneficia el acuerdo por escrito? acordar las pautas por escrito te dará mayor confianza al momento de recibir el resultado de la tarea, pues habrá garantía de claridad para ambas partes en cuanto a  los tiempos de entrega y la calidad necesaria del trabajo.

4. Seleccionar la persona idónea.

Pregúntate ¿a quién? confiar las tareas de tu negocio, claves o información confidencial puede resultar bastante estresante para ti, pero imagina que consigues un profesional calificado, que además te brinda la confianza de mantener tu información bajo estricto resguardo, entonces no dudes y delega con confianza.

No te olvides en este punto de la retroalimentación, esto permitirá determinar oportunidades de mejora en cualquier asunto que no haya estado acorde a tu expectativa o motivará a la persona que delegaste si te entregó el trabajo mejor de lo que esperabas.

5. Recopilar lo necesario para la realización de la tarea.

Por último, el ¿cómo? esta clave es una de las más importantes, pues de ella depende que se cumpla el resto. Si no entregas la información necesaria a la persona que realizará la tarea, no obtendrás el resultado esperado, mucho menos en el tiempo establecido, y terminarás  pensando que la persona no es la idónea porque no realizó el trabajo que esperabas, pero es la consecuencia de  entregar información incompleta o de omitir algo necesario.

 

¡Te deseo el mayor de los éxitos en tu negocio!

Y recuerda que si sigues paso a paso los consejos dados puedes sentirte confiado que delegarás con éxito y, ganarás tiempo para dedicarte a lo esencial de tu negocio, pues sólo invertirás tiempo en revisar y no en ejecutar.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies